Arte de AmAr

AL INFINITO Y MAS HALLA

El amor, un tema que destapa las dudas y las vuelve distintas, tiene la capacidad de hacerte sentir diferente, de cambiar tus perspectivas del mundo, te vuelve inconstante, cambiante, un inocente, llega a atraparte tanto que nunca habrá una buena salida. Cuando sientes que amas, eres capaz de todo, haces las cosas que viste tan lejos de alcanzar, te vuelves mago, bruja, hechicero, por lo cual no hay que olvidar manejarlo con cuidado. La fuerza del amor es tan fuerte que por su causa se han iniciado guerras, agresiones y crímenes pasionales. El sentimiento del amor trae consigo enormes costes que hombres y mujeres reciben para conseguir una relación con el objeto amado como lo son la aceptación del dolor y sentir que se puede morir de amor.

El amor es también toda una creación fantástica, creamos todo un escenario idealizado sobre el ser amado, lo que el ser amado posee son más bien cualidades creadas, imaginadas, más que cosas reales, en ese instante nos acercamos al arte, es nuestra creación más auténtica y perfecta, donde se crean dimensiones imaginarias, definiciones bellas, artísticas, únicas del amado, es por eso que estar enamorado es volverse artista, de manera sorprendente nuestras manos se vuelven más hábiles, pintamos, nos expresamos, dibujamos, llegamos a tener expresiones poéticas con una fuerza y belleza inesperadas y no sólo es expresarlo, sino también actuarlo, vivirlo, protagonizarlo.

Hay otra cuestión y es, en que nos basamos para escoger el objeto o ser amado, en su mayoría y superficialmente podría decirse que se inicia por cualidades físicas y algunos otros factores superficiales, de lo cual diría que definitivamente no estaríamos hablando de verdadero amor, pues implica elegir con base a nuestras cualidades y expectativas personales, elección que va muy de la mano con el estilo de vida del otro que revela las elecciones personales que ha tenido en particular y sus formas de ver el mundo, nos enfrentamos con un panorama complejo, por un lado, el objeto amado está en condiciones de tomar sus propias decisiones, de construir su futuro, de vivir plenamente según sus motivaciones, hasta que entra el arte y la idealización que el otro hace sobre él, que empieza a forzar un cambio que no tiene cambio.

Para explicar cosas tan extrañas como el unirte con otro ser que creció y se formó con ideales, costumbres, familia, amigos, visiones diferentes del mundo habría que encontrar las diferentes miradas, contrastarlas y compararlas con el conocimiento histórico de él acumulado; pero lo que definitivamente nos debió unir es compartir un sentido común que nos permite identificarnos con el otro a través de nuestro propio conocimiento de las emociones e ideales sobre el objeto amado. El mensaje del amor, entonces termina uniendo a los que están separados y los iguala, trata de eliminar barreras y acercarse más al olvido de sí, dando más fuerza a la frase de “nada puede separar a los que se aman”. La experiencia de hacer posible lo que era imposible no solo se experimenta si no que también nos engancha con los otros.

Cuando llega el momento y finalmente estamos allí, ese momento de interrelación es todo un rito, todo empieza por un primer avance por lo general del hombre realizado a través de señales indirectas o movimientos alrededor de todo un escenario, se experimentan los sentidos, cada individuo de forma diferente mientras los otros agentes sociales involucrados lo procesan de una forma totalmente diferente y particular, el protagonista y el ser amado sellan el ritual con un beso y luego deben cumplir una serie de rituales socialmente correctos que deben ser ejecutados, como, las caricias, tomarse de la mano, sonreírse a los lejos o presentarse formalmente, ridículo o no son pasos ”normales” que se deben realizar. A partir de eso llegan un montón de rituales que centran la atención en cómo se resuelven las incompatibilidades, como son dadas las demostraciones de afecto y que tan artistas podemos llegar a ser, como mostramos nuestras plumas, colores, como batimos, envolvemos, sacudimos nuestro cabello, como nos decoramos, adornamos y como nos exponemos. Más íntimamente llegan los rituales del coito que como todo han cambiado con el tiempo, antes con el principal objetivo de la procreación y más bn alejada de la idea del amor, Hoy día completamente distinta, siendo todo un ritual donde se consolida y rectifica el objeto amado como fue idealizado, este ritual sexual va de la mano con la satisfacción personal y al mismo tiempo la del otro, dando un espacio a construir la confianza y aportando a conocerse mejor, aportando armonía y plenitud a la vida amorosa plena; Pero claro aún existen los ritos tradicionales donde nunca se mencionó la satisfacción del otro como algo esencial que ayude al sello y durabilidad del vínculo, cuando esto ocurre llega un punto de estancamiento donde todo el ritual no pudo ser finalizado ni reinventado llevando a uno de los lados a la insatisfacción.

Por lo general a causa de fantasear e idealizar al otro se entrega demasiado, en exceso, de manera hostigante, tanto que se dan cosas que el otro no necesita y se entra en conflictos porque el objeto amado no está recibiendo lo que desea o lo prometido, de igual manera lo que el otro está esperando nunca le llega pues no hubo claridad en los mensajes; Estas cosas suceden por varias razones, por ejemplo cuando en conjunto no se expuso la comunicación clara como la parte fundamental de interacción, nunca se dicen las cosas como son, solo hay señales confusas y mal interpretadas que por lo general son los hombres quienes menos logran identificar; También cuando no se está bien con uno mismo, de tal manera que al no conocer lo que se quiere, no puede definirse con claridad lo que se espera, dejando todo en las manos del otro y dejando por completo su amor y mi amor en otras manos, a tales extremos que cree que su opinión no es lo suficientemente valida, idealiza al otro como perfecto y solo mira sus propios errores, estas personas esperan el momento en que puedan llegar a sentirse bien y dejan su felicidad en manos del otro y el otro toma las riendas o se rinde al medio del camino por tanta carga. Existen innumerable cantidad de problemas, cuando alguien quiere asumir que tiene el poder,  cuando se finge, falsas promesas, cuando se hace una sobrevaloración ficticia del ser amado, las formas mediante las cuales se fue planteado el trato, cuando se quiere tener total control, cuando no hay ideales que se entrelacen, todos estos problemas por los cuales no se termina de culminar el ritual y el arte del amor llega a ser frustrante y tan tormentoso que no quiere volver a ser vivido.

El amor no es cualquier maricadita, andamos en la evolución constante de mejorar la existencia propia y ajena, por lo cual convertimos el romance en un elemento central y fundamental de nuestras vidas, cuando se está dispuesto a entrar en este campo tan hostil, fantástico y envolvente debe perfeccionarse bien la técnica y crear buenas estrategias para que el amor tenga una buena consecución, es todo un ejercicio para mejorar, cuidar y preocuparse de la otra persona y un constante esfuerzo por mantener el amor vivo cuando realmente se ha encontrado el objeto amado, brindando una cantidad de beneficios positivos derivados del amor. Es todo un arte aunque a veces parezca y tenga cara de guerra, dadas sus características y su enorme fuerza es inevitable, lo único que puede hacerse es aceptarlo y someterse ya que entre más se resiste, más cruel es su final.

Si sabía usted que se metía en la espantosa cuando decidió amar y ser amado, usted no es solo un guerrero, es todo un artista que debe decorar, adornar y embellecer el paso por donde va levitando su adonis; No olvide a quien escogió como su objeto amado y porque lo ha escogido, no olvide embellecer sus caminos como lo hiso en un principio y crear constantes rituales que le permitan recordar al otro porque fue usted su mejor elección, de usted depende todo, nadie le pondrá un mejor final a sus historias del que usted pueda ponerle, si usted se siente identificado entonces es un artista del amor y  si esos no eran el color de ojos que quería ver cada día en sus manos esta repintarlos o embellecerlos.

Si quieres cambiar el mundo es momento de amar……..

naty reyes

One reply on “Arte de AmAr

  • Carlos

    Voy en la mitad , muy interesante tu punto. Peeeero si te encuentras en ese momento donde quieres cambiarle algo a tu pareja, es momento que cambies de pareja. Nada ni nadie te da el derecho de inducir u obligar un cambio a tu ser amado, de esa manera trasgredes la integridad de su ser y maquillas para sentirte mejor. Algo asi como pintar la mierda de rosa…

    Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *